Perros para niñ@s con TEA

Este tipo de publicación me preocupa de sobremanera. Lo hago público porque veo que esta infografía sigue siendo compartida desenfrenadamente. Solo espero que informaciones de este tipo no motive la adquisición impulsiva de perros. La terapia asistida con animales es un proceso muy bien planificado y estructurado, siendo parte de la intervención que realiza profesionales y técnicos capacitados en el tema.

Los animales no son una “terapia” que te llevas a tu casa. Si bien ciertos beneficios han sido documentados respecto a la convivencia con animales de compañía, otra cosa, es “recetar perros”a tod@s l@s niñ@s con trastorno del espectro autista que nos toque atender… sí, he leído y escuchado esa frase muchas veces. Sin ir más lejos hace unas semanas un papá me lo planteó de esa misma forma al pedirme orientación sobre el tema como si un animal tuviera una suerte de misión mágica con responsabilidades y expectativas inalcanzables puestas sobre ellos. A veces ciertos vídeos virales les hace un flaco favor al tema en cuestión.

Es cierto que ha habido experiencias positivas entre niñ@s con TEA y animales de compañía, sin embargo, no siempre es como se espera y la solución termina siendo que muchos perros sean reubicados o abandonados por no lograr cumplir ciertas fantasías.
No olvidemos que estamos frente a otro ser vivo y también debemos preocuparnos por su bienestar.

De ninguna forma digo que las familias de niñ@s con TEA no deban tener animales de compañía, no me malentiendan, solo sugiero que las familias se informen y revisen cuáles son las expectativas asociadas al perro que va a llegar, su rol dentro de la familia, qué papel jugará en la vida de mi hij@, qué “responsabilidades” le estoy imponiendo y qué ilusiones tengo al respecto.

Entre otros aspectos, tales como, ¿será necesario comprar un perros de raza? ¿o quizás mejor adoptaremos uno? ¿Tendremos tiempo/paciencia de educar un cachorro? ¿o mejor será un perro adulto? ¿Podremos llevarlo diariamente a pasear? ¿Tendremos los recursos (tiempo/dinero) para poder tener sus controles veterinarios al día, una buena alimentación, esterilización, etc…? ¿Cómo nos organizamos como familia entorno a las responsabilidades que conlleva cuidar de un perro? Por último y no menor… ¿Será el mejor momento de tener una mascota?

Finalmente y sobre TODAS las cosas, comprometerse profunda e incondicionalmente con la vida de ese otro ser vivo que necesita muchos cuidados y amor también.

Jennifer Puglisevich
Directora Centro Pitanga